La atención temprana en nuestro Centro

La atención temprana en nuestro Centro

La Atención Temprana es la única herramienta que tenemos en la actualidad para la atención a niños con diversidad funcional o trastornos del desarrollo. Incluso por autores de prestigio ha estado cuestionada su efectividad, pero hoy no creo que haya dudas de su importancia y la necesidad de su implementación en todas las unidades pediátricas.

Su estructuración y funcionamiento está bien reglamentada en el Libro Blanco de la Atención Temprana (Libro Blanco de la Atención Temprana, R.P.A.P.M., 2000), pero como pediatra creo que si nos quedamos únicamente con la asistencia a estos niños con problemas, nos quedamos cortos. Necesitamos nuevos enfoques y nuevas herramientas que complementen las técnicas que actualmente estamos utilizando.

Nuestra unidad ha desarrollado las siguientes vías de complementación, que se irán ampliando en un futuro:

  • Prevención. Por todos es sabido que la prevención es infinitamente más rentable y eficiente que el tratamiento. Si esperamos que un niño manifieste un problema evolutivo, fácilmente habrán pasado uno o dos años de su vida, esenciales en sus posibilidades de recuperación. Para ello hemos desarrollado desde hará 10 años, un programa en colaboración con el Servicio de Neonatología del Hospital General, para la selección y tratamiento precoz de niños con factores de riesgo (grandes prematuros, sufrimientos fetales, infecciones neonatales de sistema nervioso central, madres con graves patologías, etc.). También la incorporación del logopeda con las nuevas técnicas de estimulación miofuncional, para la prevención de problemas de deglución o de lenguaje, ha aportado nuevas líneas de tratamiento. Es posible que muchos de estos niños hubieran llevado un desarrollo normal sin intervención, pero la espera para detectar una deficiencia, nos habrá hecho perder grandes posibilidades de éxito con el tratamiento.
  • Inclusión de niños con estas deficiencias en un ambiente de normalidad, y aceptación de su diversidad por parte de la sociedad. Para ello llevamos una experiencia de casi 15 años, de aulas de inclusión de primera infancia, donde conviven niños corrientes con otros con diversos problemas, algunos de extrema gravedad y complejidad (parálisis cerebral, ceguera, sordera, cuadros sindrómicos, trastornos profundos de desarrollo, etc.). Es extraordinaria la sencilla aceptabilidad de estos niños por el resto de sus compañeros, y la comprensión de los padres por este ambiente de convivencia. Además la experiencia del manejo de niños con problemas, nos ha permitido detectar deficiencias o patologías sutiles en niños en principio normales, que no habían sido diagnosticados por sus familias o sus médicos de cabecera.
  • Nuevas técnicas de tratamiento. La inclusión de terapeutas ocupacionales en los equipos profesionales de Atención Temprana, ha añadido una nueva visión en el manejo de niños con discapacidad. Las técnicas incorporadas a las salas de integración sensorial, o multisensoriales, ha permitido complementar y ampliar las posibilidades de tratamiento de estos niños. Igualmente la terapia acuática aporta sistemas de estimulación difíciles de conseguir en suelo.
  • Investigación. Actualmente hay nuevas líneas de trabajo en la recuperación del daño cerebral, tanto congénito como adquirido. Hay publicaciones con el uso de la hormona de crecimiento, o la aplicación por diferentes vías de factores de estimulación o células madre. Nosotros nos hemos centrado en el campo de la neurometría y la estimulación eléctrica transcraneal. La neurometría, con una técnica similar al EEG pero con un procesado mediante unos complejos programas, nos permite una visión funcional del cerebro en cada una de sus zonas anatómicas. El trazado registrado en cada unos de los electrodos, es convertido a una onda cuasi matemática, que comparada con una base de datos de individuos normales, nos manifiesta el grado de desviación del patrón y su relación con una patología específica. Con este diagnóstico se procede luego a la estimulación por ondas. La magnética requiere aparataje complejo y muy costoso, y la duración de las sesiones hace difícil su aplicación en la práctica clínica diaria. Por ello hemos optado por la eléctrica, mucho más barata en el equipo y de un tiempo de sesiones asumible. En neuro o biofeedback no tenemos experiencia.

Pero no es suficiente. Tenemos que seguir trabajando en la apertura de nuevas líneas de investigación que nos faciliten nuevas herramientas en el tratamiento de niños con diversidad funcional, que posibiliten que ningún niño llegue a la etapa adulta con una merma en sus capacidades físicas o intelectuales. Un reto que debemos asumir todos los equipos implicados en la Atención Temprana en nuestro país.

Artículos de interés

Atención Temprana
Terapia Acuática en el ámbito de la Atención Temprana

¿Cómo se trabaja desde la perspectiva de la Atención Temprana? En el ámbito de la Atención Temprana se pretende fomentar Leer más

cooperacion2
PROYECTO SENEGAL 

SESIÓN DE TRABAJO - COOPERACIÓN AL DESARROLLO INTERNACIONAL Profesionales de la Fundación Salud Infantil, acompañadas por miembros de la organización Leer más

Mónica Oltra
Mónica Oltra considera que el modelo de la Fundación Salud Infantil se debe “exportar y globalizar”

La vicepresidenta de la Generalitat plantea la ampliación del servicio La vicepresidenta de la Generalitat Valencia y consellera de Igualtat Leer más

17 de noviembre Día de la Prematuridad

Hoy, 17 de noviembre, se celebra el Día Mundial de la Prematuridad. Pero ¿qué es exactamente la prematuridad, qué importancia Leer más



Con tu ayuda somos más fuertes

Ayúdanos a llegar más lejos

¡Te lo agradeceremos de todo corazón!.